21 Dic
contrato fijo discontinuo
Contrato fijo discontinuo: Aspectos legales a considerar

El contrato fijo discontinuo representa una modalidad de contratación laboral que se ajusta a actividades empresariales caracterizadas por una demanda de trabajo intermitente. Esta particularidad suscita cuestiones legales relativas a su validez y cumplimiento normativo.

En el presente artículo, nos adentraremos en el análisis pormenorizado del contrato fijo discontinuo, explorando sus atributos esenciales, así como los derechos y obligaciones que incumben tanto al empleador como al trabajador. Además, examinaremos los procedimientos formales para su establecimiento y ejecución conforme a la normativa vigente.

¿Qué es un contrato fijo discontinuo?

El contrato fijo discontinuo es un contrato indefinido que se caracteriza por la prestación de trabajo de forma intermitente, es decir, con períodos de actividad y otros de inactividad.

La duración del contrato fijo discontinuo se determina en función de los períodos de actividad, que deben ser recurrentes en cada ejercicio. La empresa debe comunicar al trabajador, con al menos 15 días de antelación, la fecha de inicio y duración del período de actividad.

Características del contrato fijo discontinuo

El contrato fijo discontinuo tiene las siguientes características:

  • Es un contrato indefinido, por lo que el trabajador tiene derecho a la estabilidad en el empleo.
     
  • La prestación de trabajo es intermitente, es decir, no se trabaja todo el año. Hay épocas en las que hay trabajo y épocas en las que no.
     
  • Se cobra y se cotiza como un contrato indefinido, pero, evidentemente, solo cobras en las épocas de actividad.
     
  • El contrato debe establecer detalles de la jornada laboral, el horario, la duración y la forma en cómo se producirá el llamamiento.
     
  • En las etapas de inactividad el trabajador tiene derecho a paro. 
  • Se tendrá en cuenta la antigüedad, independientemente de los períodos de inactividad.
     
  • Cuando se cesa el período de actividad, el trabajador cobra el finiquito.
     
  • La empresa tiene la obligación de realizar el llamamiento a estos trabajadores para la siguiente temporada. Si no lo hace, y contrata a otras personas para realizar la faena de su puesto, se considerará despido improcedente. 

Derechos y obligaciones del trabajador y la empresa

Es importante tener muy en cuenta los derechos y obligaciones de ambas partes, tanto para el trabajador como para la empresa. Las dos partes del contrato fijo discontinuo tienen los siguientes derechos y obligaciones:

Derechos del trabajador

  • Estabilidad en el empleo: El trabajador fijo discontinuo tiene derecho a la estabilidad en el empleo, lo que significa que su contrato no puede ser extinguido de forma arbitraria. La empresa solo puede extinguir el contrato fijo discontinuo por causas justificadas, como el despido disciplinario, el despido objetivo o la extinción por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.
     
  • Formación profesional: El trabajador fijo discontinuo tiene derecho a la formación profesional, en las mismas condiciones que los trabajadores fijos. La empresa debe facilitar al trabajador la formación necesaria para el desempeño de su trabajo.
     
  • Promoción profesional: El trabajador fijo discontinuo tiene derecho a la promoción profesional, en las mismas condiciones que los trabajadores fijos. La empresa debe tener en cuenta las capacidades y méritos del trabajador a la hora de realizar promociones.
     
  • Percepción de un salario adecuado: El trabajador fijo discontinuo tiene derecho a percibir un salario adecuado, que debe ser proporcional al trabajo realizado. El salario debe fijarse por escrito en el contrato de trabajo.
     
  • Seguridad Social: El trabajador fijo discontinuo tiene derecho a la Seguridad Social, en las mismas condiciones que los trabajadores fijos. La empresa debe cotizar a la Seguridad Social por el trabajador.

Obligaciones de la empresa

  • Formalización por escrito: El contrato fijo discontinuo debe formalizarse siempre por escrito, en el modelo oficial que se encuentra disponible en la web del Ministerio de Trabajo y Economía Social.
     
  • Comunicación del período de actividad: La empresa debe comunicar al trabajador, con al menos 15 días de antelación, la fecha de inicio y duración del período de actividad.
     
  • Abono del salario: La empresa debe abonar al trabajador el salario correspondiente al período de actividad. El salario debe ser proporcional al trabajo realizado.
     
  • Cotización a la Seguridad Social: La empresa debe cotizar a la Seguridad Social por el trabajador.

 

Cómo formalizar un contrato fijo discontinuo

El contrato fijo discontinuo debe formalizarse siempre por escrito, en el modelo oficial que se encuentra disponible en la web del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

El contrato debe contener, al menos, los siguientes datos:

  • Datos de las partes contratantes.
  • Naturaleza del contrato (fijo discontinuo).
  • Duración del contrato.
  • Fecha de inicio y duración del período de actividad.
  • Forma de llamamiento
  • Salario.
  • Jornada laboral.

Preguntas y respuestas relacionadas con el contrato fijo discontinuo

¿Cuál es la diferencia entre un contrato fijo discontinuo y un contrato temporal?

La principal diferencia entre un contrato fijo discontinuo y un contrato temporal es que el contrato fijo discontinuo es un contrato indefinido, mientras que el contrato temporal es un contrato de duración determinada.

En el contrato fijo discontinuo, el trabajador tiene derecho a la estabilidad en el empleo, mientras que en el contrato temporal, el trabajador sabe desde el principio que su contrato terminará en una fecha determinada.

¿Qué ocurre si la empresa no llama al trabajador fijo discontinuo?

En un contrato fijo discontinuo, la empresa está obligada a llamar al trabajador para trabajar durante los períodos de actividad. Si la empresa no llama al trabajador, esto puede tener dos consecuencias diferentes:

  • La empresa no necesita los servicios del trabajador en ese momento. En este caso, el trabajador no tiene derecho a reclamar salario ni a recibir ningún tipo de compensación por no haber prestado sus servicios.
  • La empresa no cumple con el llamamiento. En este caso, el trabajador tiene derecho a reclamar una indemnización por despido improcedente.

¿Cuándo se considera que la empresa no cumple con el llamamiento?

La empresa no cumple con el llamamiento si no llama al trabajador en un plazo de tres meses desde el inicio del período de actividad.

¿Qué puede hacer el trabajador si la empresa no cumple con el llamamiento?

El trabajador tiene un plazo de 20 días hábiles para demandar a la empresa por despido improcedente. Para ello, necesitará contactar con alguno de nuestros abogados expertos en derecho laboral, para que te ayude, te asesore y te diga cómo proceder ante esta situación. 

¿Cómo calcular la indemnización por despido improcedente?

La indemnización por despido improcedente se calcula en función del salario del trabajador y de la antigüedad en la empresa.

¿Cuándo puedes rechazar el llamamiento en un contrato fijo discontinuo?

En un contrato fijo discontinuo, el trabajador tiene derecho a rechazar el llamamiento en los siguientes casos:

  • El llamamiento se realiza fuera del período de vigencia del contrato.
  • El trabajador tiene una causa justificada para no prestar sus servicios, como una enfermedad, un compromiso previo o una situación familiar.
  • El llamamiento es abusivo, es decir, el empleador solicita los servicios del trabajador de manera excesiva o inapropiada.

Para rechazar el llamamiento, el trabajador debe notificar al empleador su decisión de manera inmediata, por escrito o por cualquier otro medio que permita dejar constancia de su recepción. En la notificación, el trabajador debe indicar la causa justificada de su decisión.

  • Es importante que el trabajador conserve una copia de la notificación para futuras referencias.
  • Si el trabajador rechaza el llamamiento por una causa justificada, no tendrá consecuencias negativas para su trabajo.

Conclusiones

El contrato fijo discontinuo es una modalidad de contrato laboral que puede ser muy útil para aquellos trabajadores que realizan trabajos de forma estacional o periódica.

Es importante conocer los derechos y obligaciones de las partes, así como la forma de formalizar el contrato, para evitar problemas en el futuro.

Si tienes cualquier duda sobre el contrato fijo discontinuo, te recomendamos que consultes con un abogado experto. 

Nuestros abogados en Barcelona, abogados en Madrid y abogados en Sabadell, están dispuestos a ayudarte en todo lo que necesites. 

Contacta con Català Reinón. Tenemos profesionales en derecho laboral con más de 15 años de experiencia. 

bufete de abogados català reinón

whatsapp