3 Ene
cómo denunciar la discriminación laboral
Cómo denunciar la discriminación laboral 

La discriminación laboral es un problema social que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se trata de un trato desigual o perjudicial que se da a un trabajador por motivos de raza, sexo, religión, orientación sexual, discapacidad, edad u otros factores.

Por este motivo, en este artículo vamos a explicarte cómo denunciar la discriminación laboral y toda la información relacionada para que sepas cómo actuar ante esta situación. 

Si crees que has sido víctima de discriminación laboral, es importante que sepas que tienes derechos y que puedes denunciarlo.

Qué es la discriminación laboral 

La discriminación laboral es un trato desigual o perjudicial que se da a un trabajador por motivos de raza, sexo, religión, orientación sexual, discapacidad, edad u otros factores. Este trato desigual puede manifestarse de muchas maneras diferentes, como por ejemplo:

  • No ser contratado o promocionarse por motivos discriminatorios.
     
  • Ser despedido o sufrir otro tipo de sanción laboral por motivos discriminatorios.
     
  • Recibir un trato desigual en el trabajo, como por ejemplo, cobrar un salario menor por el mismo trabajo, tener menos oportunidades de formación o ser asignado a las tareas más difíciles o peligrosas.

La discriminación laboral puede tener un impacto negativo significativo en la vida de una persona, tanto a nivel personal como profesional. Puede afectar a su autoestima, su salud mental y su capacidad para ganarse la vida.

Qué dice la ley sobre la discriminación laboral


La ley española prohíbe la discriminación laboral por motivos de raza, sexo, religión, orientación sexual, discapacidad, edad u otros factores. 

La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres establece que "se considera discriminación directa por razón de sexo cualquier trato diferenciado injustificado basado en el sexo de una persona que tenga como consecuencia o propósito anular o alterar la igualdad de trato en el empleo y la ocupación".

La ley también establece que la discriminación laboral puede ser indirecta, cuando se produce un trato aparentemente neutro que, en la práctica, perjudica a un grupo de personas en particular. Por ejemplo, una empresa que establece una política de jubilación obligatoria a los 65 años puede estar discriminando indirectamente a las mujeres, ya que estas suelen vivir más años que los hombres.

La ley establece las siguientes sanciones para la discriminación laboral:

  • Multas de hasta 225.000 euros.
  • Cierre de la empresa o suspensión de la actividad.

Además, la ley establece que las víctimas de discriminación laboral pueden reclamar una indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

Los siguientes son algunos ejemplos de discriminación laboral que están prohibidos por la ley:

  • No contratar a una persona por motivos de raza, sexo, religión, orientación sexual, discapacidad, edad u otros factores.
     
  • Despedir a una persona por motivos de raza, sexo, religión, orientación sexual, discapacidad, edad u otros factores.
     
  • Ofrecer a una persona un salario menor por el mismo trabajo que a otra persona por motivos de raza, sexo, religión, orientación sexual, discapacidad, edad u otros factores.
     
  • Otorgar a una persona menos oportunidades de formación o promoción por motivos de raza, sexo, religión, orientación sexual, discapacidad, edad u otros factores.
     
  • Asignar a una persona a las tareas más difíciles o peligrosas por motivos de raza, sexo, religión, orientación sexual, discapacidad, edad u otros factores.

Si crees que has sido víctima de discriminación laboral, puedes denunciarlo ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social o ante los tribunales.

Cómo denunciar la discriminación laboral 

Hay dos vías principales para denunciar la discriminación laboral, la vía administrativa y la vía judicial: 

Por la vía administrativa: 

Para denunciar la discriminación laboral por la vía administrativa, puedes hacerlo de dos maneras:

  • De forma presencial: Puedes acudir a una oficina de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y presentar la denuncia de forma presencial.
     
  • De forma telemática: Puedes presentar la denuncia de forma telemática a través de la sede electrónica de la Inspección de Trabajo.

La denuncia debe contener los siguientes datos:

  • Tus datos personales y los datos de la empresa en la que trabajas.
  • Una descripción de los hechos discriminatorios que has sufrido.
  • Cualquier prueba que puedas aportar para apoyar tu denuncia.

La Inspección de Trabajo investigará los hechos y, si considera que hay indicios de discriminación, abrirá un procedimiento sancionador contra el empresario. Este procedimiento puede llevar varios meses o incluso años, por lo que es importante que seas paciente y que cuentes con la ayuda de un abogado especializado en derecho laboral.

Por vía judicial: 

Para denunciar la discriminación laboral por la vía judicial, debes hacerlo a través de un abogado experto en derecho laboral. El abogado te ayudará a preparar la demanda y a representarte en el juicio.

La demanda debe contener los siguientes datos:

  • Tus datos personales y los datos de la empresa en la que trabajas.
  • Una descripción de los hechos discriminatorios que has sufrido.
  • Una petición concreta, como por ejemplo, que el juez declare que has sido víctima de discriminación y que ordene al empresario que cese en su conducta.

El juez, tras analizar los hechos, podrá declarar que has sido víctima de discriminación y ordenar al empresario que cese en su conducta. En algunos casos, el juez también puede ordenar al empresario a indemnizarte por los daños y perjuicios sufridos.

Consejos para denunciar la discriminación laboral

Si crees que has sido víctima de discriminación laboral, es importante que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  • Reúne pruebas: Es importante que tengas pruebas que apoyen tu denuncia. Estas pruebas pueden ser documentos, testigos o incluso fotografías o vídeos.
     
  • Consulta con un abogado: Si necesitas ayuda para denunciar la discriminación laboral, puedes consultar con un abogado especializado en derecho laboral.
     
  • No te rindas: La denuncia de discriminación laboral puede ser un proceso largo y complejo, pero es importante que no te rindas.

¿Quién puede denunciar la discriminación laboral? 

En España, la ley permite que cualquier persona pueda denunciar la discriminación laboral, tanto si ha sido víctima de la misma como si ha tenido conocimiento de los hechos discriminatorios.

Las víctimas de discriminación laboral

Las víctimas de discriminación laboral son las personas que han sufrido un trato desigual o perjudicial en el trabajo por motivos de raza, sexo, religión, orientación sexual, discapacidad, edad u otros factores.

Estas personas tienen derecho a denunciar la discriminación laboral y a recibir una indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

Las personas que han tenido conocimiento de hechos discriminatorios

Las personas que han tenido conocimiento de hechos discriminatorios también pueden denunciarlos, incluso si no han sido víctimas de la discriminación en primera persona.

Estas personas pueden denunciar la discriminación laboral para proteger los derechos de las víctimas y para garantizar que se cumpla la ley.

¿Cuál es el plazo para denunciar la discriminación laboral? 

El plazo para denunciar la discriminación laboral es de un año desde que se produjeron los hechos. Este plazo se establece en el artículo 184 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.

El plazo de un año se aplica a todas las formas de discriminación laboral, tanto directa como indirecta, y por cualquier motivo.

Excepciones al plazo de un año

Sin embargo, el plazo de un año puede ser mayor en algunos casos, como por ejemplo:

  • Si la discriminación laboral se ha producido de forma oculta. Por ejemplo, si un trabajador ha sido discriminado por motivos de raza, pero el empresario ha ocultado este motivo, el plazo para denunciar la discriminación puede ser mayor.
  • Si ha habido amenazas o coacciones. Por ejemplo, si un trabajador ha sido amenazado o coaccionado para que no denuncie la discriminación, el plazo para denunciar la discriminación puede ser mayor.

En estos casos, el plazo para denunciar la discriminación laboral se puede ampliar hasta los tres años desde que se produjeron los hechos.

Cómo se calcula el plazo de un año

El plazo de un año se calcula desde el día siguiente a la fecha en la que se produjeron los hechos discriminatorios. Por ejemplo, si un trabajador fue despedido por motivos de sexo el día 1 de enero de 2024, el plazo para denunciar la discriminación laboral vence el día 31 de diciembre de 2024.

Si no denuncias los hechos dentro del plazo establecido, es posible que no puedas obtener una indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

Qué pasa con tu trabajo si denuncias una discriminación laboral

Si denuncias una discriminación laboral, tu trabajo puede verse afectado de diferentes maneras. 

En primer lugar, es importante tener en cuenta que la denuncia de discriminación laboral es un derecho que tienes como trabajador. No puedes ser despedido, sancionado o discriminado por denunciar una discriminación laboral.

Sin embargo, es posible que tu empresario tome represalias contra ti por denunciar la discriminación laboral. Estas represalias pueden ser directas, como por ejemplo, despedirte, reducirte el salario o asignarte tareas menos importantes. También pueden ser indirectas, como por ejemplo, crear un ambiente de trabajo hostil o aislarte del resto de trabajadores.

Si crees que tu empresario está tomando represalias contra ti por denunciar la discriminación laboral, puedes denunciarlo ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. 

La Inspección de Trabajo investigará los hechos y, si considera que hay indicios de represalias, podrá abrir un procedimiento sancionador contra el empresario.

En caso de que el empresario sea declarado culpable de discriminación laboral o de represalias, puede ser sancionado con multas de hasta 225.000 euros. Además, el empresario puede ser obligado a indemnizarte por los daños y perjuicios sufridos.

Si crees que tu empresario está tomando represalias contra ti por denunciar la discriminación laboral, también puedes tomar medidas para protegerte. Para ello, es importante que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  • Guarda un registro de los hechos: Es importante que guardes un registro de los hechos que puedan constituir represalias. Este registro puede incluir fechas, horarios, personas involucradas y lo que se dijo o hizo.
     
  • Comunícate con un abogado: Si crees que tu empresario está tomando represalias contra ti, es importante que te comuniques con un abogado especializado en derecho laboral. El abogado te puede asesorar sobre tus derechos y sobre las acciones que puedes tomar.

Es importante recordar que la discriminación laboral es un delito. Si crees que has sido víctima de discriminación laboral, tienes derecho a denunciarlo y a recibir una indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

¿Cómo se puede demostrar que se ha sufrido discriminación laboral?

La discriminación laboral se puede demostrar mediante pruebas directas o indirectas. Las pruebas directas son aquellas que muestran claramente que el trato desigual o injusto se debe a una característica protegida, como el género, la edad, el origen étnico, la orientación sexual, la discapacidad, la religión u otras características personales. Por ejemplo, un correo electrónico en el que un supervisor le dice a un empleado que no lo va a promover porque es mujer, sería una prueba directa de discriminación por género.

Las pruebas indirectas son aquellas que sugieren que la discriminación puede ser la causa del trato desigual o injusto. Por ejemplo, si un empleado de una empresa es despedido y no se le da ninguna razón, y si se puede demostrar que la empresa tiene un historial de discriminación contra trabajadores de su edad, sexo o raza, esto podría ser considerado como una prueba indirecta de discriminación.

Para demostrar la discriminación laboral, es importante recopilar pruebas que apoyen su caso. Estas pruebas pueden incluir:

  • Testimonios de testigos. Los testigos que puedan confirmar que usted fue tratado de manera diferente que otros empleados por motivos de su raza, género, edad, orientación sexual, discapacidad, religión u otras características personales, pueden ser una prueba importante.
     
  • Documentación. Cualquier documento que pueda demostrar que fue tratado de manera diferente, como correos electrónicos, memos, evaluaciones de desempeño, contratos o nóminas, puede ser útil.
     
  • Registros de la empresa. Los registros de la empresa, como las estadísticas de contratación, promoción y despido, pueden mostrar si existe un patrón de discriminación.

Conclusiones

La discriminación laboral es un problema real que puede tener consecuencias negativas para las víctimas, como la pérdida de oportunidades laborales, el acoso o la violencia.

Con lo cual, si eres víctima de discriminación laboral, lo mejor es que denuncies tu situación poniéndote en manos de un abogado experto. 

Nuestros abogados en Barcelona, abogados en Madrid o abogados en Sabadell, podrán ayudarte a evaluar su caso y a tomar las medidas necesarias para proteger sus derechos.

Contacta con Català Reinón. Tenemos abogados expertos en derecho laboral con más de 30 años de experiencia. 

bufete de abogados català reinón

whatsapp