11 Mar
El contrato de seguro
El contrato de seguro

Un contrato de seguro es el acuerdo por el cual una parte, llama el asegurador, se obligar a resarcir de un daño o a pagar una suma de dinero a una otra parte llamada el tomador, al verificarse la eventualidad prevista en el cambio y a cambio del pago de un cierto precio convenido. En España, el contrato de seguro se encuentra regulado por la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro.

Funcionamento - elementos reales

El tomador del segura, que puede coincidir o no con el asegurado se obliga a efectuar el pago de una prima, a cambio de la cobertura otorgada por el asegurador. Dicha prima permite evitar un potencial perjuicio económico mayor en caso de que el siniestro se produzca.

El contrato de seguro es consensual y los derechos y obligación que implica son considerados como tal desde la celebración de la convención. Los diferentes elementos reales, sin los cuales no se admite la existencia del contrato de seguro, son los siguientes :

  • el interés asegurable
  • el riesgo asegurable
  • la prima
  • la obligación del asegurador a indemnizar

Sujetos - elementos personales

El asegurador : es la persona jurídica que se dedica a asumir riegos ajenos mediante la percepción de un cierto precio llamado prima.

El tomador : es la persona que contrata y suscribe la póliza de seguro, por cuenta propia o de un tercero, por lo cual deberá abonar una prima al asegurador. La persona del tomador puede coincidir o no con la del beneficiario.

El asegurado : es el titular del derecho a la indemnización cuya traslación al beneficiario es posible.

El beneficiario :es la persona titular del derecho a recibir la prestación del asegurado.

Fuente de la imagen: www.pixabay.com Steve Buissinne bajo la licencia Pixabay, imagen editada parcialmente, ver imagen original.