A la hora de sustituir las ventanas con mallas metálicas de una casa, tenemos que tener en cuenta muchos aspectos. Obviamente, el factor estético es importante, pero también lo es el factor económico. Sin embargo, para poder apostar por un producto de calidad, debemos tener claro algunos aspectos muy importantes. La normativa sobre ventanas es fundamental, pero no fue hasta 1957 cuando en el sector de la edificación en España se empezó a hablar de la necesidad de una normativa que las regulara, y hoy en día disponemos de varios certificados. Te contamos la normativa que te interesa saber sobre las ventanas, en especial las ventanas de PVC.


 

Toda la normativa sobre ventanas que debes saber

 

El CTE: Código Técnico de la Edificación

 

El CTE es un conjunto de normas que regulan el sector de la construcción de viviendas en España. En 1999 se promulgó la Ley del Código de la Edificación (LOE), que instó al gobierno a dictar códigos técnicos de la edificación. Conocido como CTE, debe determinar los requisitos mínimos que debe cumplir una vivienda para cumplir los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad.

 

El CTE fue finalmente aprobado por Real Decreto en 2006. Este es un gran paso porque con esta normativa se ha avanzado mucho en términos de sostenibilidad económica, energética y medioambiental.

 

Actualmente, la normativa del CTE hace hincapié en cuestiones como los valores límites de transmitancia, los puentes térmicos, la ventilación o las normas de orientación. Sí, la especificación técnica es muy amplia y se divide en 6 Documentos Básicos (DB). Por tanto, dispondremos de otro DB para la seguridad estructural, la seguridad contra incendios, la seguridad en el uso, la higiene, la salud y la protección del medio ambiente para la prevención del ruido y el ahorro energético y el aislamiento térmico.

 

Estas bases de datos se dividen además en diferentes capítulos específicos. Si prestamos atención a aquellas cosas que afectan directamente a las ventanas, podemos darnos cuenta de que las ventanas son el factor decisivo para el aislamiento y el ahorro energético. Para ello, las ventanas que cumplan con la normativa del CTE deben cumplir una serie de parámetros obligatorios, como son:

 

  • Transmitancia térmica

  • Condensación superficial

  • Resistencia a las acciones del viento

  • Permeabilidad al aire

  • Propiedades frente a la radiación solar

  • Aislamiento al ruido aéreo

 

El marcado CE: la Certificación de Construcción en Europa

 

La CE es esencial para todos los fabricantes que deseen vender sus productos en la UE. ¿Tiene sentido? El reglamento contiene normas europeas armonizadas, muchas de las cuales son voluntarias, otras no. Estas normas establecen unas especificaciones idóneas para que en este caso la ventana pueda cumplir los más altos requisitos de seguridad de la normativa europea. Las fábricas de ventanas que operan en el resto de Europa deben tener siempre visible la marca CE.

 

La marca N de AENOR

 

Por último, nos centramos en el logotipo N de AENOR, símbolo de calidad y seguridad en las ventanas. La marca N está registrada por la Asociación Española de Normalización y Acreditación, organismo nacional responsable de la normalización y certificación según el Reglamento Europeo de Normalización establecido por el Comité Técnico de Normalización (CTN). En Europa, el Comité Europeo de Normalización, CEN, es responsable de desarrollar estos estándares y especificaciones para productos como ventanas. En concreto, la carpintería de fachada es comité técnico CEN TC33, incluyendo: ventanas, persianas, herrajes, etc. Son estas especificaciones las que recogerá AENOR, las especificaciones de AENOR en línea con los estándares europeos.

 

El marcado CE y los códigos técnicos de la edificación son obligatorios, pero el marcado N de AENOR es voluntario.

 

Estas regulaciones son amplias, pero enumeran varios estándares que los fabricantes de ventanas siempre deben seguir. Sin estos estándares, no se pueden cumplir los estándares de calidad, por lo que también es importante tener en cuenta la marca.