La seguridad de tu hogar es primordial. Por eso, a la hora de asegurar la entrada a tu futuro hogar, debes elegir la mejor opción para tu seguridad y la de tus seres queridos. Sin embargo, sabemos que los compradores pueden tener preguntas sobre los diferentes tipos que hay en el mercado.

Hay una serie de elementos que nos pueden dar pistas sobre el nivel de seguridad de una puerta, como el grosor del marco, el tipo de cerradura, el cilindro de la cerradura, la protección y el espacio entre la puerta y el marco. Por ello, en este artículo te explicamos los tipos de puertas de entrada que existen, así como sus principales características y diferencias.

Tipos de puertas de entrada

Puertas blindadas

La estructura de esta puerta de seguridad es de madera, y el marco y la hoja de la puerta son todos de madera. Hace años esta era la opción más segura y selectiva, sin embargo, hoy en día estas puertas son de muy baja resistencia porque son bien conocidas por los ladrones.

La cerradura va empotrada en la madera y el tornillo de la cerradura va fijado a esta estructura, evitando que se sujete al interior de la casa. Estas propiedades hacen que las puertas no proporcionen un alto nivel de seguridad. Teniendo en cuenta que la madera es un material vulnerable, si se ataca con una herramienta como un destornillador, cederá.

De esta manera, las puertas blindadas en Madrid, tienen una baja resistencia a posibles robos, incluso si tienen una placa de hierro en su interior.

Puertas acorazadas

Estas puertas de seguridad están fabricadas en acero y están diseñadas con tablones de madera con una función puramente decorativa. La hoja y el marco de la puerta están hechos de acero, que tiene una gran capacidad antirrobo.

Las puertas acorazadas son más resistentes que las puertas blindadas debido al material del que está hecha su estructura, ya que son muy duraderas. Tienen diferentes refuerzos y armaduras. Por ejemplo, las cerraduras, cerrojos y cerrojos se forman integralmente y se fijan en la casa para aumentar la protección de la casa.

Eso sí, no todas las puertas acorazadas en Madrid son iguales. Existen diferentes tipos dependiendo del tipo de blindaje, refuerzos de seguridad o tipos de cerraduras.

Puertas de seguridad

La estructura de la puerta blindada es de acero y metal de excelente resistencia. Disponen de las certificaciones EN-1627 y EN-85160, que garantizan que la estructura y las cerraduras, bombines y bocallaves han superado pruebas independientes de ataques agresivos y técnicos.

Su sistema de cierre está preparado para resistir cualquier habilidad de robo, así como tecnología de habilidad (bump, pick and print) y tecnología de fuerza bruta (perforar, destruir y extraer).

Para estas puertas, como para las puertas blindadas: hay que elegir un buen tipo. Dado que hay dos modelos certificados, que difieren en términos de seguridad y usabilidad, recomendamos una comparación. Por ejemplo, algunos factores que se deben considerar son: apagado, control de llave, posibilidad de gabinetes de detección temprana innovadores, opción de doble bloqueo y llave maestra de servicio.