¿Te acabas de mudar con tu pareja? Compraste un apartamento y vas a estrenarlo? ¿Has decidido finalmente dejar la casa de tus padres? Hay varias razones para tomar acción. Esta situación requiere mucha ilusión, pero también parte del trabajo duro. No siempre es fácil decidir qué llevar contigo y transportar tu carga de manera segura, especialmente cuando se trata de evitar daños en el camino. Para evitar esto, no estaría de más tener políticas específicas para protegerlos.

¿Cómo proteger nuestros bienes en una mudanza?

En caso de accidente con nuestra carga, contamos con un seguro de mudanza. Pero antes de elegir uno u otro, lo mejor es seguir una serie de pasos básicos para que todo vaya sobre ruedas. Lo primero que debe hacer es elegir la empresa de mudanzas en Valencia adecuada. No mires solo el precio, mira la calidad de los profesionales, las garantías y las opiniones de otros consumidores.

Mudanza y el seguro de hogar

En estos casos, merece la pena gastar un poco más, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de un sector donde las intrusiones son cosa del día a día. Elija una empresa con recomendaciones, seriedad y experiencia. Si no sabes cómo encontrar el adecuado, comprueba que esté legalmente reconocido (por ejemplo, en el registro mercantil). Compruebe que es capaz de hacer frente a posibles problemas.

Una vez seleccionado, solicite un presupuesto por escrito y asegúrese de que la documentación refleje supuestos como daños en los muebles. Esta es la mejor manera de protegerse de posibles eventos. Además, si las cosas se complican, puedes utilizar este documento para presentar una reclamación ante los tribunales.

El inventario, clave

Además, es conveniente hacer un inventario de los diferentes elementos que vamos a mover para controlarlo todo y saber exactamente lo que tiene que llegar a su destino. Hay que tomarse el tiempo para hacer esta lista, tanto para cuantificar correctamente todos los elementos como para destacar claramente aquellos que tienen mayor valor económico o emocional.

Se recomienda tomar las fotos más valiosas y, si es posible, evaluarlas. Es importante tener claro qué y en qué condiciones se sube al camión de mudanzas. Por otro lado, esta lista te será útil para alquilar servicios de mudanzas en relación al valor de todos tus bienes y tener una opinión general, sobre todo si quieres recurrir a un seguro y tener una idea clara de lo que quieres cubrir. su política el valor del contenido.

Los tipos de seguros para mudanzas

A través del seguro del hogar

Además de una póliza específica de reubicación, si tenemos una póliza multirriesgo para nuestra vivienda que cubra el contenido, también podemos recurrir a un seguro de hogar en esta situación. Aquí debes saber que algunos solo cubren una parte de la carga que transportas y tienen ciertas limitaciones.

De todas formas, otras compañías nos ofrecen la posibilidad de activar coberturas móviles específicas en situaciones concretas, que es una opción más asequible.

Si algo sale mal, siempre puede buscar defensa legal para su seguro de hogar.

Seguro de Responsabilidad Civil

Todas las empresas de mudanzas, como cualquier otra empresa de mudanzas, están obligadas por ley a tener este seguro, por lo que debemos asegurarnos de que nuestra empresa lo tenga. Este seguro cubrirá cualquier daño que pueda sufrir la propiedad durante la mudanza. Nos referimos a arañazos en paredes, daños en ascensores, daños en puertas, etc. En ningún caso se hace responsable de los efectos personales del usuario.

Seguro de transport

Este seguro cubre todos los daños que se puedan causar a los bienes del usuario en el tránsito de una casa a otra. Puedes responder hasta 40.000 euros y está incluido en el propio servicio de mudanza. Si tienen que indemnizarnos, nosotros pagaremos el excedente y el resto correrá a cargo de la empresa que realiza la entrega.

Nuevamente, para cumplir con la ley, las empresas que ofrecen este servicio deben contar con un seguro de responsabilidad civil. Esta póliza es obligatoria para todas las personas que realicen esta actividad, por lo que es importante verificar que la empresa cuente con esta cobertura. De lo contrario, no hay nada que garantice que responderán de posibles daños y pérdidas.

En este modelo, sin embargo, la compañía de seguros cobra por peso. El precio más habitual es de 4,5 euros el kilo, por lo que si nos tienen que indemnizar por daños en objetos de valor, merece la pena contratar un seguro más específico.

Si se deben reclamar daños, se debe tener en cuenta que si estos son evidentes después de que se completa la transferencia, deben reflejarse en el inventario del transportista para que el cliente los firme. Si el daño es de otro tipo, tendrás hasta 24 horas para presentar una reclamación.

Seguro específico

Este enfoque permite asegurar los bienes en función de su valor de mercado actual. Para ello, las empresas de mudanzas deberán aportar documentación que refleje el valor de cada elemento y el año de adquisición. Todo depende del tipo de artículo. Por ejemplo, la tecnología pierde valor rápidamente.

En definitiva, la mejor forma de moverte de la manera más adecuada es conocer todos los objetos que vas a transportar y reflejarlos convenientemente. De esta forma, tendrás una idea general de su valor y características para que puedas elegir el seguro que más te conviene.