6 Dic
Cómo pedir la custodia compartida
Cómo pedir la custodia compartida

La custodia compartida es un régimen de guarda y custodia de los hijos menores de edad que implica que ambos progenitores conviven con los hijos de forma alternada. Este régimen es el más beneficioso para los hijos, ya que les permite mantener una relación cercana con ambos padres.

En este artículo, te explicaremos cómo pedir la custodia compartida en España y todo lo relacionado con esta decisión, desde la perspectiva legal y jurídica de nuestros abogados expertos. 

¿Qué es la custodia compartida?

La custodia compartida es un régimen de guarda y custodia de los hijos menores de edad que implica que ambos progenitores conviven con los hijos de forma alternada. Este régimen se caracteriza por los siguientes elementos:

  • Alternancia: Los hijos viven con cada progenitor un periodo de tiempo equivalente.
  • Convivencia: Los hijos viven con cada progenitor en su domicilio.
  • Responsabilidad: Ambos progenitores comparten la responsabilidad de los hijos.

En el régimen de custodia compartida, ambos progenitores tienen las mismas responsabilidades con respecto a los hijos, incluyendo:

  • La guarda y custodia: Los progenitores tienen la responsabilidad de cuidar y proteger a los hijos. Esto incluye proporcionarles alimento, ropa, vivienda, educación, atención médica, etc.
  • La educación: Los progenitores tienen la responsabilidad de educar a los hijos. Esto incluye proporcionarles una educación formal, así como valores y principios.
  • La salud: Los progenitores tienen la responsabilidad de velar por la salud de los hijos. Esto incluye llevarlos al médico, proporcionarles atención médica y asegurarse de que estén vacunados.
  • La recreación: Los progenitores tienen la responsabilidad de proporcionar a los hijos oportunidades de recreación. Esto incluye llevarlos a jugar, a practicar deportes, etc.
  • Las decisiones importantes: Los progenitores deben tomar decisiones importantes sobre los hijos conjuntamente. Esto incluye decisiones sobre su educación, salud, religión, etc.

La custodia compartida es un régimen que ofrece a los hijos la oportunidad de mantener una relación cercana con ambos padres. Sin embargo, es importante que ambos progenitores estén dispuestos a cooperar y a trabajar juntos por el bienestar de los hijos.

¿Quién puede pedir la custodia compartida?

La custodia compartida puede ser solicitada por ambos progenitores, siempre y cuando estén de acuerdo en el régimen de convivencia. Si no hay acuerdo, uno de los progenitores puede solicitar la custodia compartida mediante un procedimiento judicial.

¿Qué requisitos debo cumplir para que me den la custodia compartida?

Los requisitos para que se otorgue la custodia compartida son los siguientes:

Capacidad de los progenitores:

Los progenitores deben tener la capacidad legal para ejercer la guarda y custodia. Esto significa que deben ser mayores de edad y no estar incapacitados judicialmente. Deben estar en condiciones de ciudad y proteger a los hijos. Esto incluye estar en condiciones físicas y mentales adecuadas, así como tener los recursos necesarios para proporcionar a los hijos una vivienda, educación, alimentación, etc.

Interés superior del menor:

El interés superior del menor es el principio rector que debe guiar todas las decisiones que se toman en relación con los hijos. En el caso de la custodia compartida, el juez debe valorar si esta es la opción que mejor garantiza el bienestar del menor, teniendo en cuenta: 

  • La edad y madurez de los hijos.
  • La relación entre los progenitores.
  • Las condiciones de vida de los progenitores.
  • Las necesidades específicas de los hijos.

El juez también puede tener en cuenta otros factores, como la opinión de los hijos, si tienen la madurez suficiente.

Acuerdo de los progenitores: 

El acuerdo de los progenitores es un elemento favorable a la custodia compartida. El juez considera que si los progenitores están de acuerdo en este régimen, es más probable que lo cumplan y que sea beneficioso para los hijos.

Es importante que el régimen de convivencia propuesto sea realista y factible. El juez debe asegurarse de que los progenitores sean capaces de cumplir con el régimen propuesto y de que sea beneficioso para los hijos.

¿Qué pasa si los progenitores no se ponen de acuerdo con la custodia compartida? 

Si los dos progenitores no se ponen de acuerdo con la custodia compartida, el juez debe decidir cuál es el régimen de guarda y custodia más beneficioso para los hijos. En estos casos, el juez valorará los siguientes factores:

  • La edad y madurez de los hijos.
  • La relación entre los progenitores.
  • Las condiciones de vida de los progenitores.
  • Las necesidades específicas de los hijos.

El juez también puede tener en cuenta otros factores, como la opinión de los hijos, si tienen la madurez suficiente.

En general, el juez suele otorgar la custodia compartida si considera que es lo mejor para los hijos. Sin embargo, hay casos en los que el juez puede otorgar la custodia exclusiva a uno de los progenitores o establecer un régimen de visitas u otras medidas de contacto con el menor.

Si los progenitores no se ponen de acuerdo con la custodia compartida, es importante que estén dispuestos a negociar de buena fe para llegar a un acuerdo. Si no pueden llegar a un acuerdo, el proceso judicial puede ser largo y costoso.

Pasos a seguir para solicitar la custodia compartida

Si quieres solicitar la custodia compartida, debes seguir los siguientes pasos:

1.Solicitar un abogado 

Es recomendable que solicites un abogado especializado en derecho de familia para que te asesore y te represente en el procedimiento. El abogado te ayudará a preparar la demanda, a comparecer a la vista y a defender tus intereses en el procedimiento.

2. Presentar la demanda

La demanda de custodia compartida debe presentarse ante el juzgado de familia del domicilio de los hijos. La demanda debe contener los siguientes elementos:

  • Los datos personales de los progenitores y de los hijos.
  • Los motivos por los que se solicita la custodia compartida.
  • El régimen de convivencia que se propone.

Recuerda que para presentar la demanda deberás contar con la ayuda de tu abogado experto en derecho de familia y recopilar toda la información relevante, como los documentos que acrediten la capacidad de los progenitores para ejercer la guarda y custodia, los informes psicológicos de los hijos, etc.

3. Asistir a la vista

El juez convocará a una vista para escuchar a las partes y al menor. En la vista, el juez tendrá la oportunidad de conocer los argumentos de las partes, las pruebas presentadas y de valorar el interés superior del menor.

4. La sentencia

El juez dictará una sentencia en la que resolverá el asunto. La sentencia puede otorgar la custodia compartida, la custodia exclusiva a uno de los progenitores o establecer un régimen de visitas u otras medidas de contacto con el menor.

5. Presenta un recurso contra la sentencia 

Si la sentencia no es favorable, las partes pueden interponer un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

Durante todo el proceso, puedes optar por la mediación o por un acuerdo extrajudicial:

  • Mediación: La mediación es un proceso voluntario en el que las partes, con la ayuda de un mediador, intentan llegar a un acuerdo sobre la custodia de los hijos. La mediación puede ser una opción eficaz para evitar el proceso judicial.
     
  • Acuerdo extrajudicial: Las partes pueden llegar a un acuerdo extrajudicial sobre la custodia de los hijos. Este acuerdo debe ser aprobado por el juez para que sea válido.

Consejos para solicitar la custodia compartida

  • Es importante que los progenitores estén de acuerdo en el régimen de convivencia que se propone.
  • Si no hay acuerdo, las partes deben estar dispuestas a negociar de buena fe.
  • Es importante que los progenitores estén dispuestos a cooperar entre sí para garantizar el bienestar de los hijos.

¿En qué casos te pueden denegar la custodia compartida?

La custodia compartida puede ser denegada en los siguientes casos:

Si no hay acuerdo de los progenitores: 

La custodia compartida es un régimen de guarda y custodia que requiere la cooperación de ambos progenitores. Si los progenitores no están de acuerdo en el régimen de convivencia, el juez puede considerar que no es posible que ejerzan la guarda y custodia de forma conjunta.

En estos casos, el juez puede otorgar la custodia exclusiva a uno de los progenitores o establecer un régimen de visitas u otras medidas de contacto con el menor.

Si existe un riesgo para el menor:

El juez tiene la obligación de proteger el interés superior del menor. Si el juez considera que la custodia compartida puede poner en riesgo la integridad física o psíquica del menor, la puede denegar.

Algunos ejemplos de factores que pueden poner en riesgo al menor en el contexto de la custodia compartida son:

  • La violencia doméstica o la violencia de género.
  • El abuso o el maltrato infantil.
  • La adicción a las drogas o al alcohol.
  • La enfermedad mental grave.

Si los progenitores no tienen la capacidad legal para ejercer la guarda y custodia

Los progenitores deben tener la capacidad legal para ejercer la guarda y custodia. Esto significa que deben ser mayores de edad y no estar incapacitados judicialmente.

Si uno de los progenitores no tiene la capacidad legal para ejercer la guarda y custodia, el juez puede denegar la custodia compartida.

Preguntas y respuestas relacionadas sobre cómo pedir la custodia compartida

¿Qué tiene en cuenta un juez para otorgar una custodia compartida?

El juez tendrá en cuenta los siguientes factores a la hora de otorgar la custodia compartida:

  • La edad y madurez de los hijos: Los hijos mayores de edad pueden expresar su opinión sobre el régimen de guarda y custodia que desean.
  • La relación entre los progenitores: El juez valorará la relación entre los progenitores para determinar si es posible que ejerzan la guarda y custodia de forma conjunta.
  • Las condiciones de vida de los progenitores: El juez valorará las condiciones de vida de los progenitores para determinar si pueden ofrecer al menor un entorno adecuado.

¿Cuánto tiempo se tarda en conseguir una custodia compartida?

El tiempo que se tarda en conseguir una custodia compartida depende de la complejidad del caso. En general, el proceso puede durar entre 6 y 12 meses.

¿Tiene las mismas posibilidades una madre que un padre de pedir la custodia compartida?

Sí, las madres y los padres tienen las mismas posibilidades de pedir la custodia compartida. En los últimos años, se ha producido un aumento de los casos de custodia compartida, y cada vez son más las madres que solicitan este régimen.

Conclusiones

La custodia compartida es un régimen de guarda y custodia que ofrece a los hijos la oportunidad de mantener una relación cercana con ambos padres. Sin embargo, para que se otorgue, es necesario que se cumplan una serie de requisitos y que no existan circunstancias que puedan poner en riesgo al menor.

Si quieres pedir la custodia compartida, lo mejor es que contactes con un abogado experto en derecho de familia para que pueda asesorarte sobre los requisitos y el procedimiento para solicitar la custodia compartida, preparar toda la documentación necesaria y representarte en el proceso judicial en caso de que sea necesario. 

Contacta con nuestro bufete de abogados Català Reinón. Puedes encontrarnos en Barcelona, Madrid y Sabadell, con abogados especialistas con más de 30 años de experiencia y trayectoria. 

Te ayudamos a proteger tus derechos y a asegurar el éxito.

bufete de abogados català reinon

whatsapp