22 May
Has sufrido un accidente laboral
¿Has sufrido un accidente laboral? Aprende cómo reclamar y ganar tu compensación
Tabla de contenidos

    En 2023, España registró un total de 624,911 accidentes laborales con baja, de los cuales 539,584 ocurrieron en el lugar de trabajo y 85,327 fueron accidentes "in itínere" (en el trayecto hacia o desde el trabajo)​ (Noticiastrabajo)​. Estos números representan una disminución del 2.3% en los accidentes durante la jornada laboral y un aumento del 7.3% en los accidentes in itínere​​.

    Además, hubo 569,996 accidentes laborales sin baja, lo que marca un incremento del 0.9% en comparación con 2022​. En términos de mortalidad, se registraron 721 fallecimientos debido a accidentes laborales, lo que representa una disminución del 12.7% en comparación con el año anterior​.

    Estos datos muestran una tendencia general a la baja en la siniestralidad laboral, aunque con un ligero aumento en los accidentes sin baja y los accidentes in itínere.

    Conocer tus derechos y los pasos a seguir tras un accidente laboral es crucial para garantizar que recibas la compensación y atención médica adecuada. Sin este conocimiento, puedes enfrentarte a obstáculos en el proceso de reclamación, incluyendo la posibilidad de recibir una compensación insuficiente o el rechazo de tu reclamo por falta de documentación. Además, estar informado te permite tomar decisiones acertadas y proteger tus intereses legales.

    Un abogado especialista en derecho laboral o abogado laboralista puede guiarte en cada paso, asegurando que se cumplan todos los requisitos y aumentando tus posibilidades de éxito en la reclamación.

    1. Comprende tus Derechos

    Los principales derechos de los trabajadores en España son los siguientes. Saber cuáles son y hacerte un idea de ellos es el primer paso para poder protegerlos.

    1. Derecho a un salario justo: Derecho a un salario mínimo interprofesional (SMI) y al pago puntual del salario.
    2. Derecho a la jornada laboral y descansos: Jornada máxima de 40 horas semanales, descanso mínimo diario de 12 horas entre jornadas, descanso semanal de al menos un día y medio consecutivo. Derecho a vacaciones anuales retribuidas de 30 días naturales.
    3. Derecho a la seguridad y salud en el trabajo: Entorno de trabajo seguro y saludable. Evaluación y prevención de riesgos laborales. Formación en prevención de riesgos laborales.
    4. Derecho a la igualdad y no discriminación: Igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres. Prohibición de discriminación por razón de sexo, raza, religión, discapacidad, edad, orientación sexual, etc.
    5. Derecho a la intimidad y respeto a la dignidad: Protección de datos personales. Respeto a la intimidad en el uso de medios tecnológicos. Derecho a la conciliación de la vida laboral y familiar: Permisos por maternidad, paternidad, adopción y acogimiento. Reducción de jornada por cuidado de hijos o familiares dependientes.
    6. Derecho a solicitar adaptaciones de jornada y modalidad de trabajo.
    7. Derecho a la formación y promoción profesional: Acceso a la formación continua y reciclaje profesional. Igualdad de oportunidades en la promoción dentro de la empresa.
    8. Derecho a la representación colectiva y negociación: Libertad sindical y derecho a afiliarse a un sindicato.
    9. Derecho a la negociación colectiva. Participación en elecciones sindicales y representación en comités de empresa.
    10. Derecho a la protección frente al despido: Prohibición de despido arbitrario. Procedimientos y causas justificadas para el despido. Indemnización y posibilidad de reclamación judicial en caso de despido improcedente.
    11. Derecho a permisos y licencias: Permisos retribuidos por matrimonio, nacimiento de hijos, fallecimiento de familiares, mudanza, etc. Licencias no retribuidas por motivos personales o familiares.
    12. Derecho a prestaciones sociales: Cobertura por contingencias comunes y profesionales. Prestaciones por desempleo, enfermedad, maternidad/paternidad, jubilación, etc.
    13. Derecho a la estabilidad en el empleo: Protección contra la temporalidad abusiva. Derechos en la sucesión de empresa y en la subcontratación.

     

    2.Primeros Pasos tras un accidente

    El primer paso tras un accidente es por supuesto, conseguir asistencia médica. Buscar atención médica tras un accidente de tráfico es crucial para detectar lesiones ocultas, prevenir complicaciones y recibir el tratamiento adecuado.

    Un informe médico documenta las lesiones, esencial para reclamaciones de seguros y acciones legales. La atención temprana mejora la recuperación y minimiza riesgos a largo plazo. Además, las compañías de seguros requieren esta documentación para procesar reclamaciones.

    Evaluar la salud mental también es importante para tratar posibles traumas psicológicos. En resumen, la atención médica inmediata protege la salud, facilita procesos legales y de seguros, y asegura un tratamiento adecuado y oportuno.

    El siguiente paso será ponerse en contacto con tu empresa o empleador y comunicarle tu accidente.

    1. Notifica a tu empleador lo antes posible: Tan pronto como sea seguro hacerlo, informa a tu empleador sobre el accidente. Esto puede ser por teléfono, correo electrónico o cualquier medio de comunicación habitual en tu empresa.
    2. Proporciona detalles del accidente: Incluye información básica sobre el accidente, como la fecha, hora, lugar, una breve descripción de lo ocurrido y las lesiones que hayas sufrido.
    3. Entrega el parte médico: Acude a un médico para que evalúe tus lesiones y te proporcione un parte de baja (incapacidad temporal) si es necesario. Entrega este documento a tu empleador lo antes posible.
    4. Rellena el parte de accidente laboral: Si el accidente ocurrió durante el desplazamiento entre tu domicilio y el lugar de trabajo (in itinere), debe considerarse como accidente laboral. La empresa debe completar y enviar el parte de accidente a la mutua de accidentes de trabajo.
    5. Sigue el procedimiento de la empresa: Algunas empresas tienen procedimientos específicos para informar y gestionar accidentes. Sigue las instrucciones que te proporcionen, que pueden incluir completar formularios adicionales o proporcionar más documentación.
    6. Mantén la comunicación: Mantente en contacto con tu empleador durante tu recuperación. Infórmales sobre cualquier cambio en tu estado de salud y la duración estimada de tu baja.
    7. Solicita la incapacidad temporal si es necesario: Si el accidente te impide trabajar, podrías tener derecho a prestaciones por incapacidad temporal. Asegúrate de que la empresa y tú gestionen correctamente esta situación con la Seguridad Social y la mutua correspondiente.
    8. Consulta a tu delegado de prevención o comité de seguridad y salud: Si tienes dudas sobre el procedimiento o tus derechos, consulta a los representantes de los trabajadores o al comité de seguridad y salud en tu empresa.

     

    3. Iniciar el Proceso de reclamación

    Antes de iniciar el proceso, deberás haber recopilado una serie de documentos e informes:

    1. Parte de accidente laboral: Notificar inmediatamente a tu empleador sobre el accidente. Completar el parte de accidente que tu empresa debe proporcionar.
    2. Informe médico inicial: Recibir atención médica inmediata y obtener un informe detallado sobre las lesiones sufridas. Guardar todos los informes médicos, recetas y diagnósticos emitidos por el personal médico.
    3. Parte de baja médica (si aplica): Obtener y guardar el parte de baja médica que justifique la incapacidad temporal si el accidente te impide trabajar.
    4. Informe de la mutua de accidentes de trabajo: Visitar a la mutua de accidentes de trabajo correspondiente para recibir tratamiento y evaluación. Solicitar y conservar todos los informes emitidos por la mutua.
    5. Fotografías del lugar del accidente: Tomar fotos del lugar donde ocurrió el accidente, incluyendo cualquier maquinaria, equipo o condiciones que hayan contribuido al incidente. Fotografías de las lesiones visibles.
    6. Datos de testigos: Recopilar nombres, direcciones y números de teléfono de compañeros de trabajo o cualquier otra persona que haya presenciado el accidente.
    7. Informe del comité de seguridad y salud laboral: Si existe un comité de seguridad y salud en tu empresa, solicitar una copia del informe que realicen sobre el accidente.
    8. Registro de comunicación con el empleador: Mantener un registro de todas las comunicaciones con tu empleador, incluyendo notificaciones del accidente y respuestas recibidas. Guardar correos electrónicos, cartas y notas de llamadas telefónicas.
    9. Informe de investigación del accidente: Si la empresa realiza una investigación interna, obtener una copia del informe resultante.
    10. Documentación de gastos médicos y de transporte: Conservar todos los recibos y facturas relacionados con tratamientos médicos, medicinas, y gastos de transporte necesarios para recibir atención médica.
    11. Parte de lesiones del servicio de prevención: Solicitar y guardar el parte de lesiones emitido por el servicio de prevención de riesgos laborales de tu empresa.
    12. Documentación laboral: Copia de tu contrato de trabajo. Registros de horario laboral del día del accidente.
    13. Certificados de trabajo: Si el accidente te impide trabajar, recopila documentos que acrediten tu situación laboral y partes de baja laboral emitidos por la empresa.
    14. Informe de la Inspección de Trabajo (si aplica): Si se realiza una inspección de trabajo, obtener una copia del informe elaborado por los inspectores.

     

    Una vez hayas notificado a tu empleador el accidente laboral y hayas recopilado toda la información es hora de seguir con los siguientes pasos:

    1. Contactar a la Mutua de Accidentes de Trabajo: la empresa debe tener contratada una mutua de accidentes de trabajo. Ponte en contacto con ellos para informar sobre el accidente y obtener asistencia médica si es necesario. La mutua proporcionará un parte de accidente laboral que debes completar.
    2. Completar el Formulario de Reclamación: Solicita el formulario de reclamación a la mutua o entidad correspondiente. Rellena el formulario con todos los detalles del accidente, lesiones sufridas y tratamiento médico recibido. Adjunta todos los documentos relevantes, como informes médicos, partes de baja, y cualquier otro documento que respalde tu reclamación.
    3. Presentar la reclamación: envía el formulario de reclamación completo junto con la documentación adjunta a la mutua o entidad correspondiente. Asegúrate de enviar la documentación por correo certificado o mediante otro medio que permita confirmar la recepción.
    4. Seguir el Proceso de Reclamación: La mutua revisará tu reclamación y puede solicitar información adicional o realizar una evaluación médica. Cooperar con cualquier solicitud de información adicional y proporcionar la información requerida de manera oportuna. Mantén un registro de todas las comunicaciones con la mutua, incluyendo fechas, detalles de las conversaciones y nombres de las personas con las que hayas hablado.
    5. Aceptar o Rechazar la Oferta de Indemnización: La mutua te proporcionará una oferta de indemnización basada en su evaluación del accidente y las lesiones. Revisa la oferta detenidamente y, si estás de acuerdo, acepta la indemnización. Si no estás de acuerdo, puedes negociar o buscar asesoramiento legal.
    6. Conservar Registros: Guarda copias de todos los documentos y comunicaciones relacionadas con tu reclamación para futuras referencias.

     

    4. Recopila y presenta pruebas

    Es importante disponer de la documentación médica, como informes y registros médicos detallados, además de pruebas adicionales, como correos electrónicos, informes de seguridad...

     

    5. Negociación y acuerdo

    La negociación con aseguradoras tras un accidente laboral requiere preparación y estrategia. Primero, conoce tus derechos laborales y recopila toda la documentación relacionada con el accidente. Evalúa el alcance de tus lesiones y pérdidas para fundamentar tu reclamación. Mantén una comunicación clara y documentada con la aseguradora, presentando una demanda basada en evidencia sólida y explicando cómo el accidente te ha afectado.

    Negocia de manera justa y equitativa, manteniendo una postura firme pero abierta a la negociación. Si la situación se complica, considera buscar asesoramiento legal para proteger tus intereses. No firmes acuerdos sin entenderlos completamente y prepárate para la posibilidad de litigio si no puedes llegar a un acuerdo satisfactorio. Con paciencia, preparación y asesoramiento adecuado, puedes maximizar tus posibilidades de obtener una compensación justa por tus lesiones y pérdidas.

    Si ves que todo este proceso te resulta demasiado engorroso o complicado, puedes ponerte en manos de un profesional del derecho o abogado laboralista que te asesorará en caso de necesitarse procedimientos judiciales.

    6. Si se rechaza la reclamación

    Si la aseguradora rechaza una reclamación por un accidente laboral, es crucial actuar con determinación y diligencia para impugnar esa decisión.

    Primero, solicita una explicación detallada del motivo del rechazo y revisa minuciosamente los documentos y evidencia relacionados con tu reclamación. Si descubres errores o malentendidos, presenta correcciones y evidencia adicional que respalde tu caso. Considera la posibilidad de mediar con la aseguradora para buscar una solución amistosa.

    Si los intentos de negociación no tienen éxito, presenta una queja formal ante la aseguradora, proporcionando todos los detalles y documentos relevantes. Si aún no se resuelve, busca asesoramiento legal para evaluar tus opciones y considera presentar una demanda legal si es necesario.

    Mantén registros detallados de todas las comunicaciones y acciones tomadas durante el proceso. Con paciencia, persistencia y asesoramiento adecuado, puedes impugnar el rechazo de la aseguradora y buscar una resolución justa y favorable para tu reclamación por accidente laboral.

     

    En resumen: en caso de un accidente laboral, la prioridad es la seguridad y la atención médica inmediata. Notifica a tu empleador de inmediato y busca asistencia médica si es necesario.

    Documenta el accidente y recopila evidencia, como informes médicos y testimonios de testigos. Informa a la mutua de accidentes de trabajo y sigue el procedimiento establecido por tu empresa. Mantén comunicación clara con tu empleador y la aseguradora.

    Si surge algún problema, busca asesoramiento legal. Prioriza tu recuperación y sigue las recomendaciones médicas. Mantén registros detallados de todos los gastos y comunicaciones relacionadas con el accidente.

     

    whatsapp