8 Sep
Abogado
¿Cómo elegir el mejor abogado en Madrid?

En el artículo de hoy nos preguntamos: ¿Por qué es importante elegir un buen abogado? Porque todos nosotros, en algún momento de nuestras vidas, más o menos, necesitaremos asesoramiento legal, ya sea en forma de asesoramiento legal o de llevar un caso a los tribunales. En ese momento, es necesario saber cómo acudir a un abogado que pueda cuidar adecuadamente de nuestros intereses. Creemos firmemente que la presencia de un abogado es la base para tomar decisiones importantes, pues no cabe duda que un profesional debe saber manejar adecuadamente nuestras dudas o problemas y brindarle a cada caso una atención y un cuidado únicos.

A continuación, presentamos unos breves mandamientos con consejos básicos para garantizar que la selección de abogados sea lo más exitosa posible:

1- Experiencia

El primer pilar, a nuestro juicio, es la base. Así como no dejamos que un cirujano recién graduado de la facultad de medicina o un piloto recién graduado sin experiencia de vuelo se operen, sólo un abogado con experiencia puede brindar el mejor asesoramiento y velar mejor por los intereses de todos ellos.

2- Rama de especialización

Los departamentos legales son muchos, y cuando tenemos alguna duda o conflicto, lo mejor es consultar a un profesional que se especialice en tu problema. Hay abogados especialistas en derecho constitucional, derecho internacional privado, derecho penal, derecho administrativo, derecho mercantil, derecho procesal civil o derecho laboral.

Si sabemos qué tipo de consulta hacer, lo mejor es buscar un abogado más calificado en su área. Si tenemos dudas, es recomendable que antes de nuestra primera consulta, nos aseguremos de que un profesional esté especializado en el problema que queremos tratar.

3-Proximidad geográfica

Creemos que te será de gran utilidad que tu interlocutor de derechos se encuentre cerca de tu lugar de residencia habitual, ya que no requerirá mucho esfuerzo si debes visitarlo. No elegirá a su abogado porque está más cerca de su casa, pero tampoco quiere que la persona que lleve el caso esté a más de dos horas de su casa. No recomendamos esta opción porque en muchos casos necesitará visitarlo durante todo el proceso judicial en muchos casos, para verificar el progreso del caso o para archivar documentos.

4.- Primera consulta

Una vez que haya reducido su decisión a unas pocas firmas de abogados que cumplan con sus expectativas, es mejor consultar con las pocas firmas de abogados en las que más confíe. Durante la primera visita, presente su caso para que el abogado pueda comentar sobre su situación, explicar el curso de acción y las posibles vías legales. Este es un contacto importante para comprender cómo se estructurará su caso.

5-Coste

Después de completar su visita, debe comprender el costo de todos los escenarios posibles, positivos y negativos. Esté siempre atento si un abogado le ofrece un precio muy por debajo del mercado. Puede ahorrar un poco, pero si termina perdiendo, perderá mucho tiempo y dinero. Sin duda, el precio es un factor diferenciador, por lo que debes estar atento a la transparencia de tarifas y requisitos, pero nuestro asesoramiento no debe guiarse únicamente por este factor.

6- Confianza

Asegúrese de que el abogado detrás de su caso sea completamente confiable. Escuché de un maestro el otro día que la confianza es binaria y no reconoce grados: o confías en la otra persona o no. Si esa persona es alguien en quien confías plenamente, perfecto, pero si sospechas que no es la persona adecuada, busca otro profesional con el que te sientas más cómodo y que pueda garantizar tu éxito.

7-Accesibilidad

Muchas veces acudimos a un gran profesional que muestra poco o ningún respeto por nuestra situación. Si este es su primer sentimiento, lo mejor es encontrar a alguien que pueda manejar su caso de la manera más personal posible. Fíjate si trata de terminar la visita rápidamente o si hace otras cosas como revisar el correo electrónico o contestar el teléfono constantemente mientras te atiende.

8- Interés propio

Los mejores profesionales son aquellos que entienden tus inquietudes y te asesorarán en función de tus intereses. Un abogado de confianza no antepondrá sus intereses a los suyos. Será leal y luchará al máximo, para que puedas obtener la mejor compensación.

9-Referencias

Pida referencias de este abogado, y si un amigo o familiar lo ha recomendado, conocerá sus puntos fuertes. En ocasiones, incluso es necesario recurrir a Internet, ya que suele ser una fuente de información muy fiable.

La cantidad de interacción en una red social o la cantidad de escritura en un blog que brinda contenido interesante a la comunidad también es un buen indicador del compromiso profesional.

10-Éxito en casos similares

Al igual que con el primer punto, la experiencia es un título, pero también es importante que haya manejado con éxito casos similares. No es lo mismo un abogado laboralista que es bueno para despedir que un experto en derecho laboral que es bueno para la mafia o el acoso laboral. Dentro de cada rama del derecho, cada despacho de abogados está más especializado en un aspecto particular que el otro, desconfiando de los que prestan servicios como despachos especializados en múltiples ramas del derecho. Eso sí, tienen un punto de diferenciación frente a la competencia que los hace mejores.