20 Nov
Derecho penal económico
Derecho Penal Económico actual, presente y futuro

ho Penal Económico protege las relaciones económicas de personas y organizaciones y el orden económico del Estadoespecialidad del Derecho con características propias, pues los delitos en los que se aplica se diferencian de los que atienden otras especialidades del Derecho. En este escenario es fundamental contar con un abogado penalista de delitos económicoses se trata de delitos que tienen que ver con los sistemas de producción y de consumo, que generan problemas y acciones delictivas con rasgos diferentes a los del resto de la vida social.

Ejemplos de delitos que regula el Derecho Penal Económico

La asistencia jurídica es imprescindible en casos en los que se aborden temas de delitos económicos, comprobados o sospechados. Depositar su confianza en un despacho de abogados en Madrid especialista es fundamental en este tipo de asuntos.

Los delitos comprendidos en el Derecho Penal Económico se pueden agrupar en categorías que se definen por la entidad a la que afectan.

Delitos societarios

Son delitos que se llevan a cabo en las sociedades mercantiles. Se cometen para perjudicar a la sociedad, a alguno de los socios o a un tercero. Ejemplos de estos delitos son la falsificación de documentos, la administración fraudulenta, el blanqueo de bienes, la presión para lograr acuerdos abusivos, los comportamientos que perjudiquen a los socios de una empresa.

Delitos fiscales

Esta categoría incluye los delitos contra la Agencia Tributaria y la Seguridad Social. Ejemplos son el fraude fiscal y delitos que afectan a los trabajadores.

Delitos socioeconómicos

Son delitos en los que el fraude y la estafa son el camino más usado para delinquir. Algunos ejemplos son la publicidad fraudulenta, fraudes en los medios de pagos, revelación de secretos empresariales, espionaje industrial, corrupción pública y privada.

Situación actual del Derecho Penal Económico

Los cambios frecuentes son una constante en el Derecho Penal Económico. Estos cambios resultan de la evolución de las economías mundiales y de sus interrelaciones.

El contexto mundial impacta en la economía y en las normas jurídicas que la regulan. Las fronteras económicas desdibujadas por la globalización y los sistemas internacionales muy cambiantes, originan nuevas modalidades delictivas.

Cada vez son más frecuentes delitos cometidos en una nación, que se vinculan con otros estados. El desarrollo tecnológico, de las comunicaciones y del transporte, potencia esta complejidad que debe ser abordada por el Derecho Penal Económico.

Los especialistas en esta rama del Derecho Penal deben abrirse al Derecho Internacional en materia de economía, porque las vinculaciones judiciales entre naciones es cada vez más necesaria.

La incertidumbre es la constante en el Derecho Penal Económico en la actualidad. Es un escenario de la economía en el que la criminalización y los delitos económicos son cada vez más frecuentes y asumen modalidades variadas y complejas. Este es un fenómeno que no solo ocurre en España, sino en todo el mundo.

En este ambiente, el Derecho Penal es la herramienta de la que dispone el sistema social para intentar resolver los problemas. Reforma tras reforma, el Código Penal intenta actualizarse, pero nunca llega a tiempo.

Un caso concreto de la complejidad actual del Derecho Penal Económico son las llamadas ‘normas penales en blanco’. Para conocer el contenido de esas normas hay que acudir a normas que no son penales, normas tributarias, mercantiles, por ejemplo. A su vez, estas normas también están en constante cambio.

El impacto de esta incertidumbre para el sistema económico y las esperanzas de futuro

En este contexto inestable, cambiante, los operadores del ámbito económico caminan sobre arenas movedizas. Ante la incertidumbre jurídica frente a delitos nuevos que el Derecho Penal Económico no contempla, los abogados y empresarios reclaman una nueva perspectiva en el ámbito del Derecho.

Una opinión cada vez más extendida entre los profesionales se apoya en la prevención que evite llegar al ámbito de la sanción. Una estrategia sería desarrollar programas de prevención de delitos, compliance penal, como inherente a la cultura empresarial. En el 2015, el Código Penal incorporó la obligatoriedad de contar con un compliance officer, especialista en prevención del delito en las empresas, pero no se ha potenciado en todo su valor.

La instalación de sistemas blockchain para las operaciones económicas, se contempla como una herramienta que evitará acciones delictivas, por lo menos en empresas de gran tamaño. El blockchain en compliance permite transacciones económicas sin intermediaciones bancarias, que garantizan la intimidad y evita la vulnerabilidad de los datos.

¿Cuál es, en síntesis, la esperanza para el futuro del Derecho Penal Económico? Que se transforme en un derecho de ultima ratio, que interviene cuando el resto del orden jurídico no ofrece respuesta adecuada al caso.