19 Feb
El despido procedente e improcedente
El despido procedente e improcedente

El despido se define como la terminación de la relación laboral que liaba el empresario con el empleado. Dicha terminación, regulada en el articulo 54 del Estatuto de los trabajadores, puede ser considerada como procedente o improcedente, dando lugar a plazos y indemnizaciones diferentes.

  • El despido procedente: cuando quede justificada la causa en la que se basó por lo cual se encuentra ajustado a la ley. Dentro de este existen varios tipos :
  1. El despido disciplinario que implica una conducta inadecuada el empleado perjudicando la empresa
  2. El despido objetivo regulado por ley y que se produce en circunstancias concretas, como causas económicas, técnicas o de producción
  3. Los despidos colectivos que ponen fin a una cantidad elevada de relaciones laborales.
  • El despido improcedente: cuando se ejecuta sin motivos justificados por la ley. Un despido se declara improcedente cuando se demuestra que el empleado no haya cometido ninguna faltas graves que podrían justificarlo o cuando no se cumplen las condiciones objetivas de despido. Dos consecuencias pueden derivar del despido cualificado de improcedente :
  1. La readmisión del trabajador
  2. la indemnización del trabajador de acuerdo a lo estipulado por la ley

Fuente de la imagen: www.pixabay.com Geralt bajo la licencia Pixabay, imagen editada parcialmente, ver imagen original.